fbpx

El Despacho Calero obtiene una sentencia favorable sobre la prórroga de una concesión de costas ante el Supremo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El letrado director de este bufete, Juan Ramón Calero García, ha asistido jurídicamente a unos clientes, en un asunto en el que se ha logrado el éxito profesional de que el Tribunal Supremo fije una doctrina favorable a los intereses y derechos de los clientes.

El supuesto de hecho era el siguiente: los clientes son titulares de una concesión, sobre el dominio público marítimo-terrestre, anterior a la entrada en vigor de la Ley 22/1988, de Costas. Conforme a la Ley 2/2019, solicitaron a la Administración del Estado prórroga de la concesión.
La solicitud fue desestimada por silencio administrativo. La Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional estimó nuestra demanda y le dio la razón a los clientes. El Abogado del Estado interpuso recurso de casación, al que nos opusimos. El Tribunal Supremo (Sala de lo Contencioso Administrativa, Sección Quinta), en su Sentencia nº 1530/2021, de 20 de Noviembre, nos ha dado la razón y ha establecido la siguiente doctrina:

“IV.- Doctrina jurisprudencial sobre la cuestión de interés casacional
De lo razonado hasta ahora, cabe deducir lo siguiente:
1) Las concesiones ordinarias de edificaciones con destino a vivienda otorgadas con anterioridad a la entrada en vigor de la Ley 22/1988 en zona de dominio público marítimo-terrestre pueden ser objeto de prórroga excepcional, conforme a lo dispuesto en el artículo segundo de la Ley 2/2013, en relación con el artículo 172.1 y la disposición transitoria decimosexta del Reglamento de Costas de 2014.
2) El plazo de duración de esa prórroga dependerá del uso: en las concesiones destinadas a vivienda y zonas asociadas, será de hasta un máximo de 75 años.
3) No cabe confundir, a estos efectos, la solicitud de nuevas concesiones que impliquen usos prohibidos según la Ley 2/2013, con la solicitud de prórroga extraordinaria de concesiones otorgadas con anterioridad a la entrada en vigor de dicha ley o, en su caso, a la de la Ley 22/1988. En aquel caso, sí serían de aplicación los artículos 25 y 32 de la Ley de Costas, mientras que en éste habría de aplicarse lo dispuesto en el artículo segundo de la Ley 2/2013 y en los correspondientes preceptos del Reglamento de Costas de 2014.

Estas consideraciones nos llevan a dar respuesta a la cuestión de interés casacional suscitada en el auto de admisión en los siguientes términos:

Conforme a lo dispuesto en la Ley 2/2013 (modificativa de la Ley 22/1988, de Costas) y al Reglamento General de Costas de 2014, la prórroga de las concesiones de edificación con destino a vivienda o torgadas con anterioridad a esta ley deberá ajustarse a lo dispuesto en el artículo segundo de dicha ley y en los artículos 172 y siguientes y Disposición transitoria decimosexta del citado Reglamento, sin que en tales casos resulten de aplicación los artículos 25.1.a) y 32.1 de dicha ley”.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si no cambias esta configuración, entendemos que aceptas el uso de las mismas. Puedes cambiar la configuración de tu navegador u obtener más información aquí.