fbpx

¿Es necesaria una nueva Ley de vivienda?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El Gobierno tiene previsto aprobar la norma que limite el precio de las rentas en las zonas de mayores subidas.

Nueva Ley de vivienda

Esta Ley de Vivienda contiene mecanismos de contención o eventualmente bajada de los precios, tanto de los nuevos contratos como de los contratos existentes.

Esta nueva Ley de vivienda será llevada a cabo en el Consejo de Ministros en un plazo máximo de 3 meses y se presentará en el congreso de los diputados en un plazo máximo de 4 meses.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ya había iniciado los trámites para dar curso a la nueva norma, aunque sin contemplar el control de los alquileres.

Según el acuerdo de coalición, se van a generar diferentes grupos de trabajo con el fin de propiciar un debate que de lugar a la elaboración del texto legislativo.

Comunidades Autónomas y Ayuntamientos

Las comunidades autónomas y los ayuntamientos serán habilitados para que a partir del sistema de índices de referencia de precios del alquiler de vivienda desarrollado por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana puedan establecer en base a ello su propio índice.

De esta manera, cuando las administraciones consideren que existe un zona donde se ha producido un incremento abusivo y sostenido de las rentas del alquiler, poder intervenir, tomando medidas para evitar que se produzca ese encarecimiento. Llegando incluso a pedir una bajada del precio de la vivienda.

¿A quién afecta la nueva Ley de vivienda?

Esta nueva ley de vivienda afectará tanto a los contratos pasados como a los nuevos arrendamientos. Aunque la nueva Ley plantea poner un foco especial en los nuevos arrendamientos.

Los profesionales del sector hablan

Empresas, patronales y asociaciones de profesionales inmobiliarios han mostrado su absoluto rechazo a la medida de establecer limitaciones de renta.

Según los profesionales del sector este tipo de medida reducirá la oferta de vivienda en alquiler y además generará un “mercado negro” de contratos y sobreprecios, para eludir los límites.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurar la mejor experiencia al usuario. Si no cambias esta configuración, entendemos que aceptas el uso de las mismas. Puedes cambiar la configuración de tu navegador u obtener más información aquí.